8 de septiembre de 2016

Hoy como ayer



La vida es una Paloma mensajera
que duerme en un cielo nublado
y el suspiro del río
enloquece las algas
que lloran con el musgo.
La sonrisa del cuervo no es el canto
que enaltece su negrura.
Hoy como ayer los pétalos de la rosa
no encuentran su perfume,
ya olvidado en las vidrieras
junto a las sombras
de gigantescos coros de lamentos.
La sonrisa del niño
es el llanto del futuro
y los ancianos mendigan la muerte
como un pan
que la vida nunca les brindó.


®Francisco Henriquez Rosa

El dolor de estar vivo

Raúl Gómez Jattin (1945-1997): El dolor de estar vivo y el placer de estarlo Cultura 15 Ene 2019 - 4:06 PM Luis Carlos Muñoz Sar...