25 de marzo de 2015

Sudores de la poesía

Erika Maya, escritora colombiana, de la Tertulia de Orlando


De la entraña oscura, como
camino agreste.
Como el odre, saliste
para extender tus alas ángel amado.
Como un presagio del cielo
oculto en lo profundo de la tierra...

Venia alado de las cicatrices
propinadas por lo oscuro
mas tu luz, es sombra en otra parte
y llegas para mi iluminado...

Y fecundas mi aridez
con tu rose de plumas.
Y soy vivificada
en la brisa de tus alas,
sabroso almizcle
que en tu halo humedece,
angelical toque en mi piel desterrada...

Y cruzan como gaviotas
tus dedos por mis senos,
dibujandome universos inenarrables...


®-Erika Maya

No hay comentarios:

El dolor de estar vivo

Raúl Gómez Jattin (1945-1997): El dolor de estar vivo y el placer de estarlo Cultura 15 Ene 2019 - 4:06 PM Luis Carlos Muñoz Sar...