29 de octubre de 2014

La poesia que triunfa



Brindemos por el Poeta.

Al poeta Luis Arzeno

Por el sutil emblema de su pluma
y cordial armonía de su letra
que marca uno a uno
los símbolos del verso.

Por la cadencia altiva
de una silaba viva
que encuentra su misterio
en la breve ternura.

Por el placer de ir
rodando entre palabras
hasta encontrar
la imagen
de un soneto
una décima
o un cuarteto perdido.

Ese es el poeta
que está en guardia
ante el peligro de la risa
y la sorpresa de los verbos
que no se pueden conjugar.

Francisco Henriquez Rosa.

1 comentario:

Luis Euripides Arzeno Romero dijo...

Elogio que no merezco mí querido poeta y amigo. Al leer tu poema rememore la letra de Osvaldo Brasil 1884-1946 en uno de sus canticos a Ruben Darío. Pero Francisco Henríquez quiero externarte que hay sonoridad y una altivez cuando la solida pluma vibra en tus manos y se desliza sobre el papel. Cuando dices
“Por el Placer de ir rodando entre palabras hasta encontrar la imagen de un soneto una decima o un cuarteto” o cuando dices
“Por la cadencia altiva de una silaba viva que encuentra su misterio en la breve ternura” se desprende la belleza del elogio al amigo y vuelve a ti como búmeran para llenarte de gloria.

Gracias Hermano.

Luis Eurípides Arzeno Romero

Poesía de Venezuela

Juan Sánchez Peláez (Altagracia de Orituco, 1922) Elena es alga de la tierra VI Elena es alga de la tierra Ola del mar. Existe porq...