23 de julio de 2005

APERITIVOS DE LA LITERATURA


Adoro el exceso de tus manos, de tu boca.
Ese besar la raíz de mi sexo
y ese desintegrarme
en miles de placidas hormigas
que me cruzan para reinar solo en tu boca.
Toda la piel, todos los huesos,
dejan de ser, temporalmente,
y el sexo abarca el universo inmenso.

Te incorporo y retengo contigo las cuatro latitudes.

Ay, amor, cuanto puede tu desenfreno
Como se hace piel mi cuerpo entero.


(C) Gaby Vallejo
"Disquisiciones de una mujer cualquiera"

1 comentario:

Anónimo dijo...

como hace sentir
la poesia...

como hace renacer nostalgias
las saudades

del amor no consumado

mona

El dolor de estar vivo

Raúl Gómez Jattin (1945-1997): El dolor de estar vivo y el placer de estarlo Cultura 15 Ene 2019 - 4:06 PM Luis Carlos Muñoz Sar...