6 de septiembre de 2015

Aguas

Gaviotas en mi orilla,
eternas y constantes son.
Velo de imágenes 
que empaña el horizonte.

Brindis del tormento,
refrigerio de angustias.


Longevas del alma, 
que licuando un porqué; 
hidrolizan enterezas.

Cascada que al mojar los labios,
saliniza entre quejidos 

el sonido de un nombre...
Aguas del recuerdo son.

Es un poeta cotidiano y rebelde que mezcla la rutina con el caos.
Su poesía puede ser revolucionaria en el sentido lingüístico de la palabra
o puede ser experimental ante los cambios climáticos de la aventura intelectual.
Es un poeta que canta y casi nunca llora.


® Carlos Tavarez Pereyra 
Poeta y "bohemio" dominicano

No hay comentarios:

Poesía de Ida Vitale

La obra poética de Ida Vitale (Uruguay, 1923) se presenta como un cuerpo coherente en la actual poesía latinoamericana gracias a una doble...