6 de febrero de 2014

La Ternura, lo único



I

Lo único que ennoblece el alma
es la ternura
único bálsamo
que aclara nuestras tinieblas
rosa perseguida
por los antípodas
y cojos de pensamiento
Es la ternura
con su corona de espinas
y perfumes
llovidos del cielo
con aromas sempiternas
y colores bordados
en la piel de la luna
lo único que enorgullece el alma
es la ternura
la que sale del grito
del recién nacido
o de canto hondo
de un gitano extraviado.

II

La ternura
no es el espanto
es el aroma
de los tiempos del amor
es la colmena de deseos
que anidan en el espíritu
para conquistar la gloria.

La Ternura no es un dolor
es un sentir húmedo
que la vida nos riega
para que el corazón
se llene de flores.

La ternura nos da el pan
de besos
para que nuestra hambre
sea la vida.

La ternura camina
como hormiga silenciosa
esperando una migaja
de dolor

para endulzar la vida.

®Francisco Henriquez Rosa

No hay comentarios:

El dolor de estar vivo

Raúl Gómez Jattin (1945-1997): El dolor de estar vivo y el placer de estarlo Cultura 15 Ene 2019 - 4:06 PM Luis Carlos Muñoz Sar...