14 de febrero de 2007

Los Malqueridos y El Espejo






El Espejo



Cortante mar
que lisonjea
las caras tristes.

Se agranda con los ojos,
y en cada latido de pintura
dibuja
los rostros somnolientos.

Se humedece de luz
y agiganta los pasos
de miradas.

Se ennoblece brillante
y llora
cuando la lluvia
encarcela su sol.

Empieza a desnudarse
su color ladrillo,
y destripa las caras
y se convierteen nube.





Los Malqueridos


Los malqueridos duermen
con ojos anclados
en estrellas;

Los malqueridos sueñan
con esqueletos necios
de sonrisas;

Los malqueridos viven
con la escasez de sangre
que los hiere;

Los malqueridos mueren
con las manos tatuadas
de temores;

Los malqueridos vuelan
con abejas
en coros de mordiscos;

Los malqueridos aman
la sombra de una espalda
que es la luna.
© Francisco Henríquez Rosa





1 comentario:

Maria Ines dijo...

Alma de poeta, corazón de poeta.
Tus hermosas palabras emocionan, contienen, abrazan...
Un abrazo amigo

Poemas de Chantal Maillard

No existe el infinito... No existe el infinito: el infinito es la sorpresa de los límites. Alguien constata su impotencia y lue...