30 de enero de 2007














Poema en el Malecón



Desde una sombra

cobijada con ramas
de tu vida

encuentro
los olores perdidos
que hoy dibujan
la golondrina azul
que
alimentaba tu pelo
cuando peinaba el río
tu cabellera roja.

Son sólo
nubes locas

que se amontonan
diariamente

a molestar la luz
y el tierno sol

que se alborota
de ternura
y viento sordo

esperando el aluvión
de espumas
de un mar brumoso,apretujado y recio.






® Francisco Henriquez Rosa



1 comentario:

Maria Ines dijo...

Hombre Poeta: Bellísimo.

Poemas de Chantal Maillard

No existe el infinito... No existe el infinito: el infinito es la sorpresa de los límites. Alguien constata su impotencia y lue...