3 de marzo de 2006

POETAS EN BLANCO Y NEGRO


AÍDA CARTAGENA PORTALATÍN
(1918-1994)

Nació en Moca el 18 de junio de 1918 y murió en Santo Domingo el 3 de junio de 1994. Publica en La Poesía Sorprendida poemas breves que son impresiones íntimas y románticas llenas de gracia y plasticidad.
Fue una de nuestras narradoras más despiertas, habiendo realizado una novela de técnica avanzada que lleva por título Escalera para Electra y por la que se le conoce en el extranjero. Posteriormente da a la luz Tablero, libro de relatos de gran originalidad.

Obras publicadas:

Vísperas del sueño (1944), Del sueño al mundo; Llámale verde (1945), Mi mundo el mar (1953), José Vela Zanetti (monografía de arte, 1954), Una mujer está sola (1953), La voz desatada (1962), La tierra escrita (1967), Escalera para Electra (1970), Tablero (1978), Yania tierra (1981), Narradores dominicanos (1982), La tarde en que murió Estefanía (1984), En la casa del tiempo (1984), Las culturas africanas: rebeldes con causa (1986).




ESTACIÓN EN LA TIERRA


No creo que yo esté aquí demás.
Aquí hace falta una mujer, y esa mujer soy yo.

No regreso hecha llanto.
No quiero conciliarme
con los hechos extraños.

Antiguamente tuve la inútil velada de levantar las tejas
para aplaudir los párrafos de la experiencia ajena.

Antiguamente no había despertado.
No era necesario despertar.
Sin embargo, he despertado de espaldas a tus discursos,
definitivamente de frente a la verídica, sencilla y clara
necesidad de ir a mi encuentro.

Ahora puedo negarte. Retirarte mi voto.
Y puedo escuchar y gritar conmigo
irremisiblemente viva,
porque viva es la voz de las verdades,
porque viva es la voz del luminoso
salón del casamiento del ángel con la estrella.

Ahora puedo negarte. Toda soy de ventanas,
limpia, libre y clara de frente al campanario
de los oficios de los vivos y de los muertos.
Y siento la necesidad de las cosas pequeñas,
de esas cosas pequeñas que no trepan
como si tuvieran medido el sitio,
sino que se esparcen como los árboles ardidos.

Con esa pequeñez me desplazo por tu arquitectura
de galería sin fin,
?siempre sin novedad, ni rosa, ni luna en su camino?
y llego al fondo donde te descubro
en esas generaciones de familias inmovilizadas
que terminan con la última viga anciana
cuando ya no hay otro dueño y el mueble está gastado.






Marianela Medrano.




Escritora dominicana que reside en Connecticut, Estados Unidos, desde 1990. Con frecuencia ofrece lecturas bilingües en universidades, bibliotecas, centros comunitarios y otros lugares .Además de la escritura, Trabaja en el campo de la salud mental. Ha trabajado para varios centros de asistencia a familias de escasos recursos, entre los que cuentan programas como Head Start y viviendas subvencionadas para envejecientes y madres solteras. Actualmente realiza estudios de doctorado en psicología. Tiene una maestría en Consejería (Western Connecticut State University), así también posee una certificación como biblioterapista. (National Federation for Poetry Therapy). Ha publicado los siguientes poemarios: Oficio de Vivir. (1986), Los Alegres Ojos de la Tristeza.




ANACAONA

Cacica Taina, quien componía ritmos para los areitos

Ataviada con el vestido suntuoso del ámbar
asciende por la historia tu linda calavera
orgánica
presta al areito

En la resina
emergemos niñas desveladas
Hermosas más que nunca nos miramos vivas
almas vivas Anacaona
almas vivas en tus huesos
almas vivas nosotras las de siempre
Las niñas eternizadas en el ámbar
De ámbar los ojos
de ámbar el corazón también
Las mismas infantas de tus pesadillas
dormidas bajo el zarpazo del intruso
Despiertas ahora en la resina y el calor
Hijas de las aguas bravas
hijas del areito

Ahora gotas de sol Ahora vida
y luz fluorescente en el pecho
fotografías sagradas de la historia
Ahora tu sangre Anacaona
milagro dorado en la resina
Almas vivas nosotras las de siempre.

Selección del poemario inédito Diosas de la Yuca









Rosa Silverio.


Nacida en Santiago de los Caballeros. Periodista y escritora. Coordinó por varios años el Taller Literario Tinta Fresca. Fue premiada por sus cuentos para niños “El ave que no podía volar” y “Niki”. Obtuvo el primer lugar en el concurso “Terminemos el Cuento”, patrocinado por Listín Diario y Unión Latina. Fue reconocida en el concurso Colorín Colorado por su cuento “La caja donde Alicia guarda sus secretos”. En 2002 recibió un premio en el concurso de cuentos que organiza Radio Santa María por el relato “La mueca”, así mismo en 2003 ganó el primer lugar en el Concurso de Cuentos, Poesía y Ensayo que organiza la Alianza Cibaeña, con el texto “La canción rota”. En 2002 publicó su primer poemario titulado De vuelta a casa. Sus cuentos y poemas figuran en importantes antologías y han sido publicados por revistas y suplementos culturales de diversos países. Su obra ha sido traducida a varios idiomas. Recientemente publicó su segundo poemario intitulado Desnuda.




DESNUDA


Desnuda soy hermosa.
Agua que se derrama de a poco,
rumor de hojas que caen y nunca se detienen,
lluvia que se desgrana en el centro de tu alma,
seda que recorre las dimensiones de tu cuerpo.

Desnuda soy un pájaro sin prisa,
la curiosidad de la piel y el temblor de mi mano.

Desnuda soy violenta,
tan fuerte como el puño que a veces me golpea
y luego regresa a exigir una caricia.

Desnuda soy honesta,
no tengo miedo,
ya no me preocupa la imprecisión de mi carne,
la trágica insolencia de mis huesos.

Y es que sólo cuando estoy desnuda
una rosa se hace trizas en mi boca.






Taty Hernández Durán.


Nacida en Jarabacoa en 1960. Poeta, abogada y gestora cultural. Ha ejercido el periodismo literario a través de importantes medios de su país: Listín Diario, El Siglo, y las revistas Mythos, Ahora y Xinesquema. En 1990 obtuvo el Primer Lugar en Poesía en el Concurso Municipal de su ciudad natal y en 1992 lo obtuvo en el género de Cuento del mismo concurso. Ha publicado el poemario Temblor de la espera (2003) y poemas, entrevistas a escritores y comentarios críticos en periódicos y revistas de su país, Puerto Rico, Nicaragua y Panamá. Tiene en proceso su segundo poemario Poemas para dormir en tres cuartos. Es una reconocida gestora cultural en su país y el extranjero. Anualmente organiza y coordina el Festival de Poesía en la Montaña, Jarabacoa, República Dominicana. En la Internet administra el portal El Patio de las Cayenas (http://groups.msn.com/ElPatiodelasCayenas), una comunidad literaria dedicada a la literatura hispanoamericana en general y a la dominicana en particular y es moderadora de Abecedario (http://espanol.groups.yahoo.com/group/abecedario) la lista de comunicación electrónica de los escritores dominicanos.



AHORA QUE DUERMES

Ahora que duermes
puedo sentir el libre albedrío
de recordar la mágica noche
en que volaba el salitre.

Ahora que duermes
siento su olor recorrer mis sentidos.

Y la humedad hace presencia.

Ahora que duermes
recuerdo aquel farallón...

Ese montón de rocas
en el que se detenían mis ojos.

¿Buscarían un barco de tiempo ya ido?

Ahora que duermes
persigo otros instantes
de risas y ocultos deseos.

¡Silencio!
Que no haya ruidos.

Susurran las olas
una sonata en plenilunio
y los cocuyos forman nubes
para que tus sueños no se enturbien.





Miriam Ventura.

"Ser poeta...es una magia que trastoca, que trastorna , el poema es un día de río, es un río de día que se vuelve poema. En esa magia nada permanece. Es magia operación del agua."
Miriam Ventura.


Nacida en Santo Domingo en 1959. Escritora residente en el Condado de El Bronx. Autora de: La Casa Nostra (2001) y Memorias de la Transnacionalidad, ensayos (2004). Los poemarios Poemas de la Noche (1986), Trópico Acerca de Otoño (`987) y Clave para Fantasmas (1997). Publicada en España, Brasil y Venezuela. Es editora de La mano News y Tora Tropical (publicación de género dedicada a la mujer y periódico dedicado a los latinos de origen judío residentes en NY, respectivamente). Ventura es Premio Rafael Herrera de Periodismo del Colegio Dominicano de Periodismo, Capitulo de Nueva York. Directora Ejecutiva de Bohemia Arte Vivo, becada por Bronx Council on the Arts. Bajo cuyos auspicio realizó el Primer Festival de Teatro dominicano en el Alto Manhattan y The Beauty Traps, (Las trampas de la Belleza). Ventura se desempeñó como Coordinadora del Consejo Consultivo de lo que fue la Casa de la Cultura Dominicana. Tiene inédito Graffiti on the sábila, Mal de ojos (un beat), Hex, La reina del Bronx River y Bingo Highway. En la actualidad labora para Centros de Ayuda a Niños Ciegos como Coordinadora lecturas y entretenimientos para los niños (Programa de audicion basada en lectura de textos literarios a niños ciegos latinos). Pertenece al grupo nuyorquino Poetry Jazz Ensemble(combinando la música y la poesía).


CIUDAD OFIDIA

Inicialmente no escogí estas tierras
Ni su desgracia ni su impotencia
Esta ciudad duende-burlón en que vivo
me escogió como propia regla a su derroche
Soy su espíritu leal Su chic de rabia y reflejo
Proyección en alter-ego de su necesidad vital
En esta ciudad ardiente que redime insomnio e intemperie
Se asocian para tocar el anillo del infierno
Su maravillosa ignorancia se vive sin el menor rubor
Los que se agotan jamás pisarán su cuádriga celestial
Jamás disfrutarán de su erotomo dorso cuando se calienta y evapora
Norte arriba en el mismo pezón de los grandes lagos
un sorbo de niebla ordeñado por Dios
Todos incluidos ciudadanos votantes
vamos impotencia arriba impotencia abajo
Conviviendo en pequeños submundos
Nos miramos en los trenes y un hedor colectivo azota
But the way
We love new york in any hour
Inicialmente no escogí su tiempo ni su desgracia
No importa de qué tierra vengo
Escandinava groenlandesa caribeña o egipcia
La pasión da el contraste
El sodoma real o imaginario
es efluvio calcinando nuestros pies
la mezcla de carne trémula* que soy
muere si no recibe la dosis de veneno
que la ciudad-oficidia en culto místico me ofrece

* Pedro Almodóvar.

1 comentario:

Rosa Silverio dijo...

Querido Francisco:

Gracias por incluirme en tu selección.

Estar entre las grandes es un honor que no sé si merezco pero que te agradezco con el alma.

Ro

Poesía de Venezuela

Juan Sánchez Peláez (Altagracia de Orituco, 1922) Elena es alga de la tierra VI Elena es alga de la tierra Ola del mar. Existe porq...